Fíu

Su equipaje es un recordatorio de que ella no quiso escapar conmigo. Ahora debe estar con su esposo, mientras yo sigo sentado dentro del tren, haciendo esperar al empleado que la compañía mandó para recogerme, con un letrero con mi apellido para que lo reconozca. Bajo, el tren parte e identifico al empleado aunque no lleve el letrero: ella está a su lado. No tengo sus maletas, las dejé en el tren pero a ella no le importa, está lista para empezar de cero.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Proyecciones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s