Tumba

Cargo un muerto en los huesos. Amanece conmigo y por las noches se acuesta encima de mí. Titiritero, muevo un brazo y él mueve el suyo. Respiro sin soplo de vida: no deja de ser un cadáver. Camino y me tira al suelo. Al menos sé cuánto tiempo estará conmigo: hasta que su peso inerme termine de pulverizarme.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Proyecciones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s