De los menos libros

Recomendar libros es una actividad frustrante. Cada vez es más difícil encontrar en las librerías libros que se leyeron hace 5, 10 años. Ni siquiera los así llamados clásicos escapan a la lógica de la rentabilidad por metro cuadrado. En su gran mayoría, las librerías se limitan a exhibir títulos de reciente publicación y a devolver a los editores en tan sólo unos meses los títulos que no se hayan vendido. Nadie escapa al poder avasallante de la homogenización. Aunque parezca increíble, hasta un libro como El Quijote puede significar una odisea. En algún momento, tal vez La Biblia también forme parte de la lista de devoluciones que mes a mes las librerías entregan de vuelta a las editoriales, si no es que ya lo es (¿sentirá remordimiento el encargado de la librería de llevar a cabo esta ejecución?). Dentro de 5 años o menos, los fanáticos de los Crepúsculos, los Alquimistas, los Secretos o Los hombres que no amaban a las mujeres tal vez padezcan la misma frustración: si el gusto por tales lecturas sobrevive al paso del tiempo, se encontrarán con que dichos libros ya no estarán en los anaqueles de las librerías.

Mientras tanto, lectores asiduos y lectores esporádicos nos vemos sometidos bajo la ley del imperio de la novedad como único parámetro. Así, a la mitad de la disputa entre el libro digital y el libro de papel, osamos preguntar: ¿Por qué los editores que defienden al papel, forrados de la santidad con que asumen su rol de protectores de la tradición, no se preocupan por mantener vivos sus libros? ¿Desde cuándo la novedad es sinónimo de calidad? Nadie escapa al poder avasallante de la homogenización: padres no lectores, maestros no lectores, promotores de lectura no lectores… ¿Editores no lectores? Un principio de revolución podría ser tomar mediante el uso a las bibliotecas. Volverlas útiles. Podría empezar así, o de mil otras maneras.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Diatribas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s